Benjamín Calvo, IGE: “La descripción equívoca del origen de algunas gemas es una tendencia que se debe erradicar”

El presidente del Instituto Gemológico Español abrió ayer el Ciclo de Conferencias que se extenderá hasta el próximo marzo, con un posicionamiento institucional sobre el empleo del origen de las gemas a nivel comercial y de certificación.
Benjamín Calvo, presidente del IGE, durante su intervención en el Ciclo de Conferencias.
miércoles, 20 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:19

Ponencia ‘magistral’ del presidente del Instituto Gemológico Español (IGE) Benjamín Calvo, con motivo de la apertura del Ciclo de Conferencias del IGE 2021-2022 y con una destacada asistencia que rozó los 100 invitados ayer por la tarde en la que se abordó el origen de las gemas y las dificultades para identificar de dónde proceden exactamente.

¿Por qué se valoran más unas gemas que otras aún teniendo la misma calidad? Esa fue la cuestión de fondo, una pregunta que parece sencilla pero que sin duda es la más compleja de resolver. De modo simplista se puede concluir que es el mercado soberano el que elige, pero a nivel gemológico y de laboratorio la respuesta no es tan fácil. Y eso se traduce en dinero. Mucho dinero.

¿Una cuestión de confianza?

Se puede confiar en el mayorista, pero esta confianza no siempre es suficiente cuando las diferencias de precio pueden ser de miles de euros. Un ejemplo acreditado que indicaba Calvo en su exposición: Un zafiro de 9,85 quilates de alta calidad ‘Royal Blue’ puede costar hasta 150.000 dólares por quilate si procede de Cachemira. Pero su precio baja a los 40.000 dólares/quilate si su origen es Birmania y de ahí desplomarse hasta los 10.000 dólares si viene de Sri Lanka o Madagascar.

¿Es entonces el origen el factor diferenciador? ¿Y qué ocurre cuando no ya un proveedor, sino es un laboratorio el que hierra en la procedencia de la gema?

Tres ejemplos que muestran cómo una misma gema puede ser certificada con diferentes orígenes.

De ahí un ejemplo traído a colación ayer por Calvo y que resulta preocupante: Un mismo zafiro, de en torno a los 14 quilates, analizado en tres laboratorios de prestigio internacional mostraba tres distintos orígenes en cada certificado. Uno indicaba Birmania, otro Madagascar y el tercero Sri Lanka. Siendo la misma gema.

Esa es la dificultad de valorar una gema por su origen y por este motivo, a nivel institucional, el IGE mostraba su “prudencia a la hora de emitir un certificado e indicar el origen de la piedra”, tal y como aseguraba Calvo. “Sólo en ocasiones muy concretas se hace”, añadía, como puede ser en el caso de las esmeraldas de Colombia, o algunos zafiros, pero siempre cuando la seguridad de su origen es prácticamente inequívoca.

Métodos de identificación probable del origen

Y para llegar a ello uno de los aspectos clave es el estudio de las inclusiones, pero no el único. “El análisis de las inclusiones con lupa es la manera menos costosa y apta para una persona experimentada de llegar a un primer acercamiento al origen de la piedra”, aseguraba Calvo, pero eso no es concluyente en todos los casos, admitía.

De hecho, como el propio presidente del IGE aseguraba, “si hace unos años se creía que toda esmeralda con inclusiones trifásicas procedía de Colombia, posteriormente se ha acreditado que también existen gemas con las mismas características extraídas en China o Afganistán” añadía.

A partir de ahí los métodos se van sofisticando y encareciendo. Y algunos de ellos son prácticamente inalcanzables para cualquier laboratorio gemológico. “En un laboratorio de gemología convencional se pueden diferenciar propiedades ópticas, espectros de crecimiento, fluorescencia, fosforescencia, Raman…” aseguraba Calvo, pero incluso con determinado tipo de gemas estos análisis no resultan concluyentes.

Inclusiones características de zafiros.

En el caso del IGE, por ejemplo también se incluye el origen del zafiro cuando las inclusiones y el resto de análisis “son muy claros” pero en el caso de rubíes o de otras gemas no lo incluimos” explicaba Calvo, que matizaba también: “No es por ignorancia, sino por rigor. Otros laboratorios si lo dicen, pero esa es una tendencia que hay que erradicar por la complejidad de establecer ese origen geográfico”.

A modo de conclusión y ya a nivel más personal Benjamín Calvo planteaba una vía de clasificación más parecida a la de los diamantes. El diamante es una gema imposible de trazar por métodos analíticos. Y su valor no depende de su origen sino de las conocidas 4 C’s: Peso (Carat), Color, Claridad y Corte.

Y esa era la propuesta que lanzaba Calvo. ¿Por qué no valorar una gema por lo que realmente es?: Por su belleza, por su peso, por su corte, por su calidad… ¿en lugar de por su origen, en ocasiones incierto?

Noticias Relacionadas:

Lo más leído

Denisovanos: María Laura Muguiro Álvarez

Nueva ‘pasada de frenada’ de los medios generalistas: Diferencias entre brillante y diamante

Recordatorio: La ‘joyería emocional’ esta tarde en las Conferencias del IGE

José F. Alfaya: «Los consumidores están cada vez más concienciados y exigen respuestas»

Cinco creaciones joyeras para esta primavera desde la isla de La Palma

La ‘Roca’ se vende por 22 millones de dólares en Christie’s

Nir Cohen: «Los joyeros están buscando nuevas formas de diferenciarse apostando por tallas fantasía del diamante»

“Las joyas históricas nos hablan, sólo hay que aprender su idioma”

Aparece en Tanzania un nuevo yacimiento de espinelas azul cobalto

Valencia sigue impulsando su red asociativa con nuevos encuentros

Artículos por temas

Nir Cohen: «Los joyeros están buscando nuevas formas de diferenciarse apostando por tallas fantasía del diamante»

20 de mayo de 2022

Denisovanos: Regina Reyes y Silvia Hegewisch

20 de mayo de 2022

Sólo apto para aventureros: Garmin lanza su nuevo reloj inteligente Instinct 2 Series

20 de mayo de 2022

Nueva ‘pasada de frenada’ de los medios generalistas: Diferencias entre brillante y diamante

18 de mayo de 2022

Diseño

Economía & Empresa

Equipamiento/Tecnología

Ferias & Eventos

Formación

Gemología & Tasación

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI