Encuentro joyero entre Oriente y Occidente: La colección Al-Thani

miércoles, 6 de octubre de 2021 Actualizado a las 18:43

El trasvase cultural entre Oriente y Occidente en la joyería que se dio a través de intercambios comerciales o regalos de diplomáticos a través de la diferentes dominaciones europeas en India a partir del siglo XVI ha influido en las maneras de entender la joya.

Y aunque cada una de ellas son ejemplo de una gran preservación de su carácter, en el avance del S.XVIII las piezas indias, cada vez de manera más frecuente, irán asumiendo más características técnicas y ornamentales europeas. En este artículo veremos algunos ejemplos de ello.

Colgante Tritón. India (1575-1625) Colección Al-Thani subastada en Christie’s en 2019. Perla, oro rubíes zafiros y esmeraldas.

En los siglos XVI y XVII, época a la que pertenece este colgante con forma de tritón, de origen mogol, en Europa en este momento del S. XVI, se estaban realizando joyas muy complejas. Un gran testimonio de este tipo de joyería del renacimiento europeo está recogido en los inventarios de joyas de Ana de Baviera.

El duque Albrecht V de Baviera, fundador de lo que es en la actualidad la Biblioteca Estatal de esa región, donde está depositado el documento, lo encargó en el año 1552. Se trata de un inventario donde se recogen las joyas del duque y su esposa, perteneciente a la dinastía de los Habsburgo e hija del Emperador Fernando I. El trabajo contiene 110 impresionantes dibujos realizados por el pintor de la corte de Múnich, Hans Mielich (1516-1573), como podemos ver en estas fotografías de los diseños extraídas del documento histórico:

Diseños de joyas del inventario de Ana de Baviera.1552-1555. Mielich Hans (1516-1573). Múnich

Se trata de piezas de joyería que se caracterizaban, por ser muy abigarradas y con gran profusión en el uso de material gemológico con diseños geométricos, en cuanto a lo que se refiera al diseño general, como a la colocación de las piedras, y por supuesto destacan en su trasera por su maravilloso trabajo de esmaltes, de gran colorido.

Estas piezas llegarían a la corte mogola (S.XVI-XIX) a través de los gobernantes como regalos diplomáticos.

Miniatura Atribuida a Bishandas C.1620. Acuarela, oro, tinta sobre papel 25x18cm. Álbum de San Petersburgo

En esta miniatura vemos al gran emperador mogol Jahangir (r. 1605-1627), que sabemos por las diferentes fuentes que se sentía atraído especialmente por el arte, el diseño, la tecnología y la joyería europeas, junto con Shah Abbas I de Persia, donde en el primer término de la escena, se representa una mesa con diferentes objetos preciosos de uso doméstico de origen europeos, que se exhiben frente a los dos gobernantes.

Así, vemos una jarra estilísticamente de origen europeo y más específicamente con elementos decorativos manieristas, y una escultura de orfebrería que representa a Diana y el ciervo, en las manos el cortesano Khan Alam, embajador en la corte iraní, que también sostiene, con la otra, un halcón. Esta escultura de Diana y el ciervo es probablemente un autómata realizado en plata dorada, similar a los realizados por el orfebre alemán Joachim Friess (1579–1620).

Diana y el ciervo. Joachim Friess (1579–1620). Metropolitan Museum Nueva York

Estos autómatas eran realizados de forma muy precisa, con minuciosos detalles para que se movieran con un mecanismo similar al de la relojería y solían ser presentes muy valiosos entre las cortes, que hacían las delicias de sus destinatarios.

Las llamativas esmeraldas de color verde oscuro que podemos ver en la miniatura anterior fueron muy codiciadas por los emperadores mogoles. Comercializadas por los españoles y procedentes de Colombia, estas gemas arribaban al puerto portugués de Goa, en la India, desde donde pasaban a la Corte.

El color verde era sagrado para los musulmanes –se le denomina como el color del paraíso— y, por tanto, las esmeraldas eran muy apreciadas ocupando un lugar muy especial en los tesoros y joyas de adorno personal de los emperadores mogoles.

Diamantes de Golconda y Tavernier

Los diamantes que decoraban estos objetos procedían de los cauces de los ríos y de las minas de Golconda en Hyderabad, y más tarde eran tallados y comercializados en diferentes ciudades del país.

Cabe destacar en este trasiego de objetos entre Europa y la India la irrupción del viajero francés Jean-Baptiste Tavernier (1605-1689), entre los años 1661 y 1666, quien se llevó consigo joyas europeas decoradas con estas traseras esmaltadas, a modo de las que veíamos en el inventario de joyas de Ana de Baviera y que luego usaría para negociar la compra de grandes diamantes procedentes de las minas de Golconda, que circularon posteriormente por Europa.

Esta interacción entre la India y Europa se dio a través de puertos como Goa, donde los portugueses, antes del establecimiento del imperio mogol en el año 1526, ya habían establecido sus núcleos comerciales, y donde a través de la joyería queda patente esta interacción entre continentes.

Colgante con tritón (1580-1590). Oro, esmalte de colores, rubíes, perlas, diamantes, esmeraldas y granates. Palacio Pitti Florencia, Tesoro de los Grandes Duques.

Este colgante con forma de Tritón, que estuvo entre las piezas más preciadas de origen mogol de la colección del jeque Sheikh Hamadbin Abdullah Al-Thani, fue vendido junto con la mayoría de la colección de piezas pertenecientes a los Maharajas en la sala de subastas Christie´s en su sede de nueva York en el año 2019.

La pieza representa esta interacción entre la joyería de Oriente y Occidente, donde las joyas de adorno personal son un claro ejemplo de ello, tanto en lo que se refiere a técnicas constructivas y ornamentales, como ser muestra del estatus personal de quien lo lleva.

De este modo vemos como tanto esta, como la pieza en la imagen del principio, cuentan con similar misma inspiración y técnicas de ejecución muy parecidas.

Ambas piezas están configuradas a partir de una perla berrueca, donde se irá componiendo el cuerpo de un “animal-hombre” fantástico. Uno probablemente haga referencia a una deidad india como corresponde a su ámbito cultural y, el otro, el atesorado en Florencia, tiene que ver con los monstruos y animales fantásticos de las culturas mitológicas de Grecia y Roma.

Trasvase cultural entre ambos mundos

Si vamos a las formas constructivas de cada una de ellas vemos como presentan puntos en común que devienen de este intercambio cultural. La cara y las articulaciones, del tritón de la colección Al Thani se configuran mediante una técnica propia e íntimamente unida a la joyería india llamada Kundan, que es la configuración de dibujos en la pieza de joyería, mediante la incrustación de gemas y que señalan su carácter mogol.

En la pieza europea vemos la misma idea de pieza para adorno de cuello o pecho, gestándose su cuerpo a partir de la misma perla berrueca donde las articulaciones y parte de los adornos del sombrero se hacen mediante festones de rubíes y esmeraldas.

Diferente, pero que trata de alguna manera emular la técnica de dibujo mediante gemas de los artesanos indios. Destacan de esta piezas la decoración de la trasera con una maravillosa paleta de color que se consigue a través del esmalte.

.

Noticias Relacionadas:

Lo más leído

Presentamos a las tres autoras ganadoras en el encuentro Arte&Talento de MadridJoya

Crónicas desde la Feria: Regreso a la Bangkok Gems&Jewelry Fair

Éxito en la primera participación de la asociación relojera ANPRE en MadridJoya

DiamondWay episodio II: El diamante, ajeno a la inflación

Un ‘smartwatch’ de Apple en titanio y con incrustaciones de diamantes

Últimos días para participar en el certamen gratuito ‘Sintemática’

Opinión: Abiertos a ‘casi’ todos

Los diamantes rusos siguen campando a sus anchas en el mercado

‘Fire Under Ice’ la colección más comprometida de la firma española Facet

Código Descuento: Cupón de 200 euros para el próximo curso MatrixGold

Artículos por temas

Resumen Semanal: Lo que más interesa a los lectores profesionales

30 de septiembre de 2022

Últimos días para participar en el certamen gratuito ‘Sintemática’

30 de septiembre de 2022

«Estambul está en la primera división de las ferias joyeras internacionales»

29 de septiembre de 2022

‘Fire Under Ice’ la colección más comprometida de la firma española Facet

29 de septiembre de 2022

Diseño

Economía & Empresa

Equipamiento/Tecnología

Ferias & Eventos

Formación

Gemología & Tasación

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI