‘Bajo el hechizo del Ararat’, tesoros de la antigua Armenia

Exposición sobre una cultura que evolucionó a lo largo de miles de años, desde hace 500.000 años hasta el siglo IV d.C.
Algunas de las piezas presentes en la muestra.
lunes, 18 de julio de 2022 Actualizado a las 11:52

La escultora y joyera Liane Katsuki nos ‘presta’ sus ojos para visitar una interesante exposición sobre arte y joyería armenia que se celebra estos días en el Drents Museum, en la localidad holandesa de Assen. Un repaso a la tradición artística de este país, que ha sido desde hace milenios un centro estratégico entre Oriente y Occidente.

PUBLICIDAD

“El Museo exhibe 160 obras maestras que juntas representan lo que la investigación arqueológica ha revelado sobre la larga prehistoria de este país” nos explica Katsuki.

La muestra tiene como eje central el conocido Monte Ararat (3.896 y 5.165 metros en sus dos picos) y sagrado para los cristianos armenios. Según el Génesis, el Arca de Noé se posó en esta montaña después del Diluvio. Aunque el Monte Ararat se convirtió en turco en 1920, los armenios todavía están bajo el hechizo de su montaña sagrada en la actualidad.

PUBLICIDAD

Armenia es el país más pequeño del sur del Cáucaso, con casi el mismo tamaño que Bélgica. El Cáucaso es una región volcánica que limita con Europa y Asia. A lo largo de los siglos, los volcanes proporcionaron materias primas importantes para los ocupantes de la región: obsidiana (vidrio volcánico), toba y basalto.

IMÁGENES DE LA MUESTRA

Detalle del mapa de Tierra Santa y Armenia de la Crónica Mayor (ca. 1240-1253) de Matthew Paris. El arca descansa sobre dos picos del Ararat. Entre las puntas (en negro) serpientes, por fuera (en rojo) dragones.

Liane Katsuki en la entrada de la bellísima exposición. En primer plano una representación del Arca de Noé.

Collar pectoral con una longitud total de 62 cm de una tumba en Karashamb, con un ágata ovalado bellamente tallado, abalorios de cornalina y oro y abalorios espaciadoras de oro engastadas con cornalina. 2200-2000 a.C.

Collar de 120 cm de largo con 93 cuentas de cornalina del campo funerario de Lori Berd, siglos XV-XIII a.C.

Varias cadenas con ágatas, cuarzos y cornalinas. 700-600 a.C.

Una criatura de fantasía de hueso tallado (h. 3,6 cm), de pie sobre una rama de palma. La criatura mixta tiene el cuerpo de un león con alas y una cabeza humana peluda. 800-700 a.C.

Jarra de cristal (17,5 cm) con la forma del retrato del emperador romano Caracalla (211-217 D.C). Muestra a un anciano con cabello rizado, barba, pliegues prominentes de piel sobre los párpados y labios fruncidos. Este excepcional objeto se sopló con un molde de tres piezas.

Noticias Relacionadas:

Elisenda de Haro: «La joyería física es imprescindible a día de hoy, las personas buscamos humanidad»

27 de julio de 2022

Facet apuesta por la formación gemológica de sus profesionales en su planta de Córdoba

27 de julio de 2022

Respaldo a la Joyería con la continuidad de la consejera de Empleo y Empresa en Andalucía

27 de julio de 2022

Cita con la identificación de Diamantes este mes de septiembre en Madrid

27 de julio de 2022

Diseño

Economía & Empresa

Equipamiento/Tecnología

Ferias & Eventos

Formación

Gemología & Tasación

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI