Masterclass joyera: la tecnología como aliada en el sector de la Joyería

El veterano joyero cordobés Manuel Morales (Diseños Carodi) nos habla ampliamente sobre los últimos avances en la producción de joyas
El presidente de la empresa joyera Carodi, Manuel Morales, en su discurso de ingreso a la Academia de Artes de Córdoba. Imagen: Francisco Sánchez Moreno.
martes, 21 de noviembre de 2023 Actualizado a las 14:45

Por Manuel Morales | Córdoba tradicionalmente ha sido ciudad de plateros, donde se ha trabajado el oro y la plata gracias a la cantidad de yacimientos que se encontraban en Sierra Morena. Durante la época romana se le dio gran importancia a la producción minera de la Sierra Norte de Córdoba, una de estas minas fue la llamada Sexto Mario, ubicada en Cerro Muriano.

PUBLICIDAD

Un gran número de explotaciones fueron trabajadas a lo largo de la historia por los diferentes pueblos que habitaron la península ibérica, la llegada de los árabes dio lugar a que se desarrollasen todas las industrias artísticas y entre ellas la joyería, unas de esas técnicas de fabricación es la filigrana que tanta tradición ha tenido en Córdoba que consiste en rellenar con finísimos hilos de metal, generalmente oro y plata.

Se utilizan minúsculas formas que reciben diversos nombres como: Bigoteado, cabezón, cuñitas, largos en forma de bastón o hilos entrelazados.

En 1503 nace la cofradía de San Eloy una entidad de carácter religioso asistencial formada en principio por aquellos maestros plateros que voluntariamente quisieran pertenecer a ella. Es cierto que en aquel tiempo para ser maestro platero tenían que nacer en familias dedicadas a este gremio, no todo el mundo era aceptado.

Esta cofradía, con el tiempo acabaría aglutinando a todos los maestros, convirtiéndose en la actualidad en la institución principal de los plateros cordobeses.

Las joyas o abalorios, desde tiempo inmemorable, se han fabricado artesanalmente o con herramientas muy rudimentarias que el joyero, la mayoría de las veces se las ingeniaba para facilitarle la labor. La tecnología ya forma parte de nuestras vidas, controla nuestras casas, nuestros coches, nuestra actividad física y hasta nuestra salud. El mundo de la joyería no podía ser menos.

PUBLICIDAD

Sistemas actuales de fabricación de joyas

Uno de los más utilizados es la fundición a la cera perdida, que se puede hacer de dos formas distintas: Tradicional o con Impresión 3D.

Procedimiento Tradicional: Partiendo de una pieza original elaborada por un artesano manualmente y soldada a un bebedero que hará la función de conexión para la alimentación necesaria en posteriores procesos, se crea un molde de caucho vulcanizado. Una vez abierto este molde y extraído el original, nos servirá para sacar reproducciones idénticas al original, inyectándole cera liquida.

Árbol de piezas en cera para microfusión.

Estas piezas en cera se unen a un vástago central de cera, como las ramas de un árbol al tronco. Una vez montado este arbolito se mete dentro de un cilindro metálico, el cual se rellena de un revestimiento especial parecido a una escayola. Cuando ha fraguado y endurecido, dicho cilindro se introduce en un horno durante unas 12 horas, tiempo necesario para que la cera se derrita y quede un hueco que luego se rellenará de metal líquido: oro, plata u otros metales.

Una vez enfriado este cilindro, se limpiará del revestimiento con agua a presión, obteniendo así una copia exacta en metal del arbolito en cera que ocupaba ese hueco.

El sacador de fuego

Estas piezas se cortan por el bebedero y entra en el proceso de repaso, función que realiza el sacador de fuego, especialista encargado de limar y lijar la superficie hasta dejarla lo más homogénea posible. También se encargará de soldar y agregar los distintos componentes que completan la pieza (fornituras, sistemas de cierre y palillos).

El último paso sería el de terminar la pieza puliéndola para abrillantarla, ya sea por medios mecánicos o manuales.

PUBLICIDAD

El pulido

El pulido de las joyas, un proceso muy importante por ser el último paso y el que le dará la terminación de calidad que necesita el producto para que sea atractivo.

Era un proceso que hasta ahora se hacía de forma muy manual por la gran calidad que precisa, pero que también ha experimentado un gran avance, con la incorporación de máquinas llamadas vibradoras o turbos que desbastan y pulen a gran escala de forma mecanizada. Para estas máquinas se usan unos abrasivos de distintas formas y dureza por ejemplo, cáscara de nuez en distintos tamaños para desbaste, pulido o acabado final en brillo.

También cerámicas y elementos de acero de diferentes formas facilitando así que la pulidora simplemente le dé un último repaso manual de acabado final.

Hasta aquí he explicado el proceso tradicional, pero hasta la fecha ningún avance tecnológico ha tenido tanto impacto en el sector de la joyería como la impresión 3D o fabricación aditiva.

Impresión 3D

La impresión 3D en el mundo de la joyería permite superar muchas de las limitaciones que tienen los diseños y fabricación tradicionales; como la ausencia de moldes y la limitación de formas y grosor.

Para fabricar una pieza de joyería mediante impresión 3D, se debe modelar con programas específicos de diseño de joyas: RhinoGold, MatrixGold, etc.

Modelado de una pieza con MatrixGold. Imagen: Chesco Díaz.

Estos programas tienen ciertas opciones que aceleran en gran medida el proceso de diseño de joyas: biblioteca de piedras y gemas, sistemas de cierres prediseñados, engastes, garras de cogida de piedras, etc.

Todo ello posibilita el desarrollo de diseños inviables por otros medios más artesanales. Simplifica la introducción de modificaciones en un diseño, haciendo el desarrollo de variantes rápido y fácil, introducción de nuevos elementos o suprimir alguno de los existentes, redimensionar o regresar a una versión previa. Minimiza los costes de producción, ya que tiene la disponibilidad de hacer imágenes digitales foto-realistas creadas a partir del modelo en 3D permitiendo la elaboración de unos portafolios del producto en formato digital.

«Estas ventajas nos permiten la posibilidad de enseñar a los clientes fotos del modelo muy reales y dar una cotización bastante aproximada de la joya»

Todas estas ventajas nos permiten la posibilidad de enseñar a los clientes fotos del modelo muy reales y dar una cotización bastante aproximada de la joya, ya que este tipo de programas específicos facilitan los datos necesarios para ello: peso del metal, número y tamaño de las piedras utilizadas, sin necesidad de que la pieza esté fabricada.

Después del modelado 3D de la joya, esta ya se podrá imprimir en una impresora 3D de resina fundible. Tiene las cualidades de la cera para la micro fusión con el sistema tradicional, por lo que es la gran ventaja de la impresora 3D.

Permite imprimir tantas piezas como queramos o introducir nuevos elementos o suprimirlos, sin necesidad de molde alguno y con una rapidez y precisión sin igual, pudiendo ver la pieza en resina en menos de dos horas por si fuera necesario hacer alguna modificación.

La precisión con la que trabaja es muy alta, de 25 micrones (0.025 mm). La gran ventaja que tienen las impresoras 3D es que el diseño que se realizó en el programa informático sale exactamente igual, sin límite de gruesos o formas, por muy complejas que estas sean.

Máquinas CNC

El siguiente avance tecnológico a la fabricación de joyas, son las máquina CNC o Centro de Mecanizado, son la evolución tecnológica que ha supuesto en el mundo de la mecanización la introducción de la tecnología del control numérico asistido por ordenador para la fabricación de moldes y matrices de acero para la estampación de láminas de metal oro, plata u otros metales. Esto nos ha permitido hacer moldes para joyas cuyo grosor es de 0.05mm.

«Este avance sitúa a Córdoba a la cabeza a nivel mundial en este tipo de producto, se crea un género muy comercial, por el peso resultante, siendo el pendiente infantil su máximo exponente»

Dicha fabricación también parte de programas de diseños que luego se transmiten a las máquinas CNC para realizar dichos modelos en moldes y matrices de acero. Esta maquinaria nos ha permitido desarrollar sistemas de fabricación como por ejemplo engaste de piedras en chapa muy fina, garras de muy diversas formas e infinidad de modelos que con los medios anteriores era muy difícil por la precisión de centésimas que requería.

Otro avance tecnológico es la electroerosión por hilo que basa sus principios en un hilo, normalmente de latón, cargado de electricidad y controlado por control numérico, que mediante la erosión térmica es capaz de cortar materiales metálicos como acero, hierro, titanio, cobre, latón etc.

Esos cortes que se realizan con hilo desde 0,05 mm de grosor hasta 0,3 mm, son de una precisión centesimal capaz de conseguir geometrías complejas de gran calidad. Con esta tecnología hemos conseguido cortar punzones machos y hembras de una dificultad extrema que de otra forma con los medios tradicionales eran muy difícil de realizar.

Estos punzones y hembras sirven para cortar el sobrante del diseño que antes hemos estampado en el troquel 2D en oro o plata. Esto nos ha llevado a realizar siluetas de modelos de joyas de infinidad de formas y tamaños, de alrededor de un 80% más rápido.

PUBLICIDAD

Láser 2D para matrices

El último avance tecnológico en la matricería es el láser para grabar directamente en 2D los modelos sobre el acero, para hacer los moldes con una precisión sin igual, pues la punta del rayo láser es 0.02 milímetros. Esto sería imposible en una herramienta para un centro de mecanizado CNC, que al ser una herramienta física necesita un tamaño muy superior para evitar la rotura que tendría.

La gran ventaja que nos ha supuesto la incorporación de estas máquinas es la cantidad de moldes de acero que podemos realizar en un breve espacio de tiempo.

Una vez realizado el molde de acero este pasa a unas prensas hidráulicas fabricadas específicamente para joyería con el tamaño, precisión y presión necesarias en el que se estampan las joyas tantas veces como se quiera con una rapidez relativamente alta. Se puede decir que es una producción en cadena.

«Todo este proceso de fabricación de moldes y matrices en acero se realizaba prácticamente a mano, por lo que la cantidad de modelos a realizar era mínima»

Estos moldes en acero indudablemente tienen un coste mucho más alto que los moldes de caucho vulcanizado, pero la gran ventaja es el grosor de la lámina de metal que se utiliza y la rapidez, comparándolo con la fundición a la cera perdida.

Anteriormente, todo este proceso de fabricación de moldes y matrices en acero se realizaba prácticamente a mano, por lo que la cantidad de modelos a realizar era mínima, por el tiempo que se necesitaba para realizarlos, lo que hacía que la especialización del matricero fuera casi la de un escultor en miniaturas que por desgracia se está perdiendo este oficio.

Láser de Corte

Otro avance que ha llegado a la joyería, son las máquinas láser para cortar los modelos directamente sobre la chapa de metal y su posterior satinado. Esto ha supuesto una gran ventaja por la cantidad de modelos que se pueden realizar en un corto periodo de tiempo, pues como las otras tecnologías también se tienen que diseñar los modelos por ordenador.

Estos diseños que pueden tener una cantidad considerable de calados, dando igual el tamaño o forma, pues el láser lo corta con una velocidad y una precisión muy alta. Esto nos ha permitido hacer modelos muy complejos.

Láser para corte y grabado de joyería

Anteriormente, a la incorporación de esta maquinaria, estos modelos se hacían de varias formas; el joyero lo realizaba cortando con una segueta, lo que hacía que la cantidad de piezas y modelos fuera mínima y conseguir que hubiera dos piezas iguales era muy difícil. Otra forma de hacer estos modelos es por medio de matrices de corte, lo que hacía que el coste del modelo fuera muy alto y con poca variedad.

Siempre el corte será en chapa plana, si se le quiere dar volumen se hará un troquel donde se estampará la pieza para que pueda coger forma y volumen deseado.

Asimismo, el proceso de soldadura por láser, es un haz de luz muy concentrado se enfoca en la cavidad entre los materiales que se van a unir. El potente rayo láser funde los materiales por sus costuras y los fusiona en una junta sin necesidad de aporte de material externo.

Esto no ha venido a sustituir al sistema tradicional de unión por medio de aportación de soldadura, pero si que nos ha permitido soldar piezas ya pulidas y con su acabado final sin que pierda el brillo de dicho proceso. Por ejemplo, soldar oro de distinto color, soldar garras con piedras finas que no aguantan altas temperaturas imposibles de soldar con el método habitual.

PUBLICIDAD

Máquina de impresión a color

Otra innovación que ha llegado a la joyería es el esmaltado o pintado de colores automatizado. Siempre se ha hecho de forma manual con esmaltes en frío y con necesidad de horno para fraguar el esmalte, pero siempre se ha aplicado de forma muy artesanal.

Ahora ya existen máquinas que pintan el modelo 2D de forma automática y en grandes cantidades a la vez, con el dibujo que se haya diseñado en el ordenador, por muy complejo que este sea.

«Esta industrialización en la fabricación de joyas, lejos de quitar mano de obra, ha propiciado todo lo contrario: al producir más, se necesita más personal cualificado»

Aquí vemos que la informática ha entrado de lleno en todos los procesos de fabricación de joyas para facilitarnos la labor, para así, poder producir más y de mejor calidad con formas muy complejas, que antes o eran imposibles de fabricar o se tenían que hacer por partes y luego soldar como si de un puzle se tratara.

Esta industrialización en la fabricación de joyas, lejos de quitar mano de obra, ha propiciado todo lo contrario: al producir más, se necesita más personal cualificado en programas de diseño, sacadores de fuego, pulidoras, auxiliares, personal administrativo, comerciales, etc.…

Lo que sí ha conseguido es tener un producto más avanzado, más competitivo, de mejor acabado y con un proceso más mecanizado.

En las cuatro décadas que llevo dedicándome a este oficio he visto la evolución de las empresas joyeras en Córdoba y el esfuerzo de estas por modernizarse, tanto en instalaciones (tenemos un ejemplo en el Parque Joyero) como en maquinaria y formación de los trabajadores que cuentan con una escuela de joyería dentro del mismo, en la que se forman a los futuros trabajadores en distintas especialidades (diseño, engastado, gemología, soldado láser, fundición etc.,).

También la tecnología ha venido a revolucionar otros procesos como puede ser la venta de joyas de forma online. También el aumento de empresas exportadoras es más que notable. El éxito de las joyas que se fabrican en Córdoba se ve reflejado en todas las ferias internacionales como por ejemplo, Estambul, Tokio, Vicenza, Las Vegas, Dubái, etc..

PUBLICIDAD

Impacto positivo de la joya cordobesa

Según un estudio realizado por la Universidad Loyola Andalucía en 2016, la actividad del sector joyero generó un impacto positivo sobre la actividad económica en la ciudad de Córdoba, lo que supone:

  • Aumento de la producción provincial en 325 Millones de euros.
  • Por cada EURO de gasto se incrementó 2,3 euros en la producción provincial.
  • Por cada millón de euros de gasto se generan 672 empleos en la economía de la provincia de Córdoba.
  • Se estima que la inyección económica generada por el sector de la joyería en Córdoba fue de 138 millones de euros en 2016.

El estudio de Actividades Económicas de la Cámara de Comercio de Córdoba, relativa al año 2020, indica que la provincia tuvo un total de 491 empresas de joyería, con alrededor de 14.000 puestos de trabajo directos e indirectos. También contaba con 229 empresas de comercio mayorista de metales preciosos y joyería, más 283 empresas de comercio al por menor de artículos de joyería, relojería, platería y bisutería.

Además, vinculadas a estas, existen innumerables grupos de empresas secundarias que dependen de este sector tales como almacenistas, proveedores de materias primas y servicios afines.

La tecnología en mi trayectoria profesional

Siempre he pensado por mi formación, que el sector de la joyería debería verse reflejado en otros sectores más desarrollados tecnológicamente, como por ejemplo es la industria del automóvil que está siempre en continua evolución.

Esto me ha motivado y llevado a la búsqueda de la incorporación de los últimos avances tecnológicos que nos han permitido estar a la vanguardia del sector, expandiendo los límites técnicos y creativos del mismo.

«Ser empresario joyero en Córdoba significa más que simplemente diseñar y vender joyas. Significa ser un embajador de la cultura y la artesanía local, compartiendo un pedazo de la rica herencia cordobesa con el mundo»

Representando siempre retos positivos y nunca viendo a la tecnología como una amenaza, sino como un aliado imprescindible que ha venido a mejorar nuestra industria, porque eso es lo qué somos los joyeros, unos artesanos que hemos sabido crear una industria moderna en la que poder competir y seguir situando a Córdoba a la cabeza de fabricación de joyas.

Córdoba es una ciudad que destila historia, belleza y encanto en cada rincón. Desde sus calles estrechas de la Judería hasta la majestuosidad de la Mezquita-Catedral, estamos rodeados de inspiración y legado. Como joyeros, tenemos la tarea de capturar esa esencia en nuestras creaciones.

Cada pieza que diseñamos y fabricamos es una representación de la elegancia y la artesanía que definen esta ciudad. Aquí, las técnicas ancestrales se entrelazan con las tendencias modernas, creando piezas únicas que atraen a amantes de la joyería de todo el mundo.

Ser un empresario joyero en Córdoba significa más que simplemente diseñar y vender joyas. Significa ser un embajador de la cultura y la artesanía local. Cada vez que una de nuestras creaciones encuentra un nuevo hogar, estamos compartiendo un pedazo de la rica herencia cordobesa con el mundo.

Esto es una gran responsabilidad que tomamos con respeto y humildad. La satisfacción que sentimos al ser empresarios joyeros en Córdoba no se limita a la belleza de las joyas que creamos, sino que se extiende a las relaciones que construimos con nuestros clientes y colegas.

La confianza que depositan en nosotros para marcar momentos especiales en sus vidas es un honor que llevamos con veneración. Y la colaboración con otros artesanos y comerciantes locales fortalece la comunidad y enriquece nuestra experiencia empresarial.

En resumen, ser un empresario en Córdoba, es un viaje de pasión, tradición y compromiso. Cada día, nos levantamos con el deseo de contribuir a la riqueza cultural y económica de esta ciudad, para llevar adelante la tradición joyera que ha perdurado a lo largo de generaciones.

Córdoba es nuestro hogar y ser empresarios joyeros aquí es un honor y un privilegio que nos llena de orgullo. Juntos, continuaremos escribiendo la historia de la joyería en Córdoba con gratitud y pasión. ¡Muchas gracias!

Manuel Morales Hortelano es el presidente de Diseños Carodi.

Noticias Relacionadas:

Lo más leído

Un maridaje perfecto de joyería, vino y música en Tarragona

Jaime Moreno: «La joyería culta, de autor o artística, tiene buenas expectativas de futuro»

¿Qué grado de sostenibilidad y RSC tiene su empresa joyera?

Delarosa tiene ya 100% operativa su tienda en el Parque Joyero

La feria de Estambul contribuirá con 5.000 mil millones a las exportaciones turcas

Nivoda explora en un webinar los ‘secretos’ de los diamantes sintéticos

DiamondWay, episodio 7: ¿La tormenta perfecta?

El IGE y Tracemark exploran este martes en el origen de las gemas

Sinergias entre formación y empresa en Valencia

Aplicaciones de la espectroscopía UV-Vis-NIR en Gemología

Artículos por temas

Tous cerró 2023 con una facturación récord de 477 millones de euros

17 de abril de 2024

La Asociación de mayoristas AGTA vetará en sus eventos las gemas sintéticas

17 de abril de 2024

Adex Perú explora el universo 3D de Chesco Díaz

17 de abril de 2024

Sinergias entre formación y empresa en Valencia

17 de abril de 2024

Diseño

Economía & Empresa

Equipamiento/Tecnología

Ferias & Eventos

Formación

Gemología & Tasación

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Escola JORGC de Joyería

Asociación Joyas de Autor

PRESEA Montes de Piedad

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

AON-Rodolfo Serván

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Escola JORGC de Joyería

Asociación Joyas de Autor

PRESEA Montes de Piedad

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

AON-Rodolfo Serván