René Boivin, el joyero de la ‘intelectualidad’

Aunque Boivin fue el ‘alma mater’ de la firma, lo cierto es que su fama mundial explosiona gracias al talento de cuatro mujeres…
viernes, 10 de junio de 2022 Actualizado a las 11:21

El lunes pasado publicábamos que un collar atribuido al joyero francés del Art Nouveau René Boivin multiplicaba por 13 el precio estimado por la casa de subastas londinense Fellows, superando las 40.000 libras esterlinas. Boivin es un joyero consagrado y muy conocido en los círculos de la tasación y la historia del arte, pero hemos querido investigar conocer más sobre el autor y su legado.

PUBLICIDAD

A los diecisiete años entró como aprendiz al taller de su hermano mayor en París y tras asistir paralelamente a clases de dibujo, muy pronto se destacó como dibujante de joyas y talentoso grabador. Corría el año 1881. Su finura en el diseño y los acabados llamó la atención de las grandes ‘maisons’ de la época y, de hecho, el principio de su carrera  estuvo marcado por la fabricación de de piezas para firmas como Mellerio o Boucheron.

No mucho después, en 1890, estaba listo para establecerse por su cuenta y adquirió el primero de los varios talleres que más tarde regentaría en la capital francesa.

Pulsera de oro con Amatistas y Esmeraldas.

Boivin era el prototipo de hombre ilustrado y pronto comenzó a frecuentar tertulias y lujosas fiestas organizadas por artistas, aristócratas e intelectuales de su época como fue el caso del modisto Paul Poiret, conocido como el ‘Picasso de la moda’ y reconocido mundialmente por ‘liberar del corsé’ a la mujer según acreditan numerosos fuentes de la época.

De hecho, su cercanía con el artista fue tal que acabó casándose con la hermana de Poiret, Jeanne, una mujer autónoma que con el tiempo y tras la muerte del joyero acabaría situando a la marca en la Historia —con mayúsculas— de la joyería.

Una de las piezas más icónicas de la marca, el broche starfish.

Aunque Boivin se sintió siempre atraído por el naturalismo, por el diseño floral y botánico (elementos consustanciales al Art Nouveau), bien es cierto que el propio autor nunca se identificó por completo con ese movimiento. Pero eso no fue así desde el principio. También el Art Decó de la época influyó en los trabajos del autor y en los posteriores diseños de la marca tras su muerte.

Broche Máscara teatral.

Hacia 1900 los diseños de Boivin se inspiraban aún en diseños clásicos, arcaizantes, inspirados en la imaginería griega, etrusca y egipcia como atestiguan algunas de las piezas de la época: Uno de esos ejemplos es un broche inspirado en las máscaras teatrales clásicas, fechado en 1910.

Pero ya en 1905 el joyero se desvincula del trabajo para otras marca y se centra exclusivamente en su clientela particular. A partir de ahí comienza su auténtica ‘explisión’ como joyero de autor con rompiendo estereotipos tanto en el diseño como en el empleo de materiales.

Anillo de cristal de roca Art Deco de René Boivin, c.1932.

Hizo un uso frecuente de piedras prácticamente desconocidas en la joyería de la época como las piedra lunar o la vulcanita, que añadía a su repertorio de gemas como las aguamarinas, zafiros rosas, o diamantes, que combinaba con metales preciosos pero también con otros elementos menos ortodoxos para la joyería como la madera.

La vulcanita, una de las piedras que Boivin empleó en sus creaciones joyeras.

Boivin fue además uno de los precursores de la joyería ‘unisex’ empleando precisamente madera, oro, o perlas tanto en sortijas como en sellos para hombres.

Collar de zafiros y esmeraldas, c. 
1938
.

Su fallecimiento prematuro en 1917 nos dejó sin un creador adelantado a su época pero la marca le sobrevivió más de 50 años pues su esposa Jeanne, junto a su hija Germaine, junto a las diseñadoras Juliette Moutarde y Suzanne Vuilereme, cogieron el testigo del artista y continuaron su legado dejándonos algunas de las piezas más icónicas en la historia de la marca.

Noticias Relacionadas:

Lo más leído

Los joyeros profesionales sin estudios ya pueden acreditar oficialmente sus competencias

Fallece Manuel Regañón, un histórico de la joyería y el engastado en España

“El Parque Joyero es un punto de encuentro estratégico para empresas nacionales e internacionales”

Moda y joyería vuelven a unirse en un desfile en León

Taller Joyero | ¿Qué novedades tenemos en pastas de pulir joyería?

El bordado tradicional de Salamanca convertido en joya: Colección ‘Lino y Lana’

Avances cruciales para el primer Certificado de Profesionalidad de Relojería en España

‘DiamondWay’, el análisis mensual del mercado del diamante estrena su Episodio I en formato podcast

Germán Joyeros estrena joyería en la ‘Milla de Oro’ de Valencia

La Unión Europea estudia incluir el oro en las sanciones contra Rusia

Artículos por temas

Fallece Manuel Regañón, un histórico de la joyería y el engastado en España

28 de junio de 2022

Charo Marín: La joya y el cliente deben hablar el mismo idioma, y hay una para cada usuario

28 de junio de 2022

Avances cruciales para el primer Certificado de Profesionalidad de Relojería en España

28 de junio de 2022

‘DiamondWay’, el análisis mensual del mercado del diamante estrena su Episodio I en formato podcast

27 de junio de 2022

Diseño

Economía & Empresa

Equipamiento/Tecnología

Ferias & Eventos

Formación

Gemología & Tasación

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI

Jorge Rojas

Elena Almirall Arnal

Jean-Baptiste Tavernier

Chesco Díaz

Germán Pajares

María R. Dávila

Rough&Polished

Asociación Joyas de Autor

JORGC

AETA

IGE

MUBRI